Dislexia: Trastorno del aprendizaje

Elizabet López Domene. Logopeda de InterActúa.
En nuestro sistema de aprendizaje español, la educación se centra en la lectura y la escritura, los niños empiezan a edades muy tempranas, la mayoría empieza en infantil y primaria a partir de los 5 años aproximadamente.
“La edad de maduración hacia la lectura se alcanza aproximadamente alrededor de los seis años.”

El desarrollo psicomotor de los niños juega un papel muy importante en el proceso de habilidades básicas del aprendizaje, la atención, la coordinación visomotora y la  espacial. Aspectos claves para el desarrollo de la lectura y la escritura.
La mayoría de los niños todavía no están preparados para iniciar la lectura a  los cinco años , van a necesitar más tiempo para  madurar los procesos  que afiancen la lecto-escritura.
Cuando aparece el trastorno del aprendizaje conocido como dislexia se  pueden ver afectadas  tanto la escritura como  la lectura , la ortografía, el habla y las matemáticas.

Signos de alarma

Algunas de las características que llaman la atención en el aula y se consideran signos de alarma son:

  • Dificultades para plantear y estructurar una historia para contarla o para escribirla.
  • Necesidad de más tiempo para acabar las tareas.
  • Desorganización y el despiste, la distracción ante algo que no comprenden.
  • Problemas de disgrafía, ( inversiones y rociones)
  • Mala alineación en la escritura.
  • Bloqueos en exámenes etc.

Tenemos que tener en cuenta que no existen dos disléxicos idénticos y por lo tanto cada caso es único y no tiene por qué presentar la totalidad de los síntomas. Se requiere de una valoración individual realizada por un experto o especialista en la materia.

También hay que dejar claro que no se trata de una discapacidad intelectual o sensorial, falta de motivación, déficit de atención, problema de inmadurez o  emocional.
La dislexia es una dificultad para la descodificación o lectura de palabras, por lo que estaría alterado alguno de los procesos cognitivos intermedios entre la recepción de la información y la elaboración del significado.
En la intervención de la Dislexia se deben señalar tres aspectos clave:

  • Mejorar la conciencia fonológica,
  • Desarrollar el nombramiento automatizado rápido
  • Desarrollar la memoria de trabajo secuencial.

Clasificaciones

Actualmente la mayoría de las clasificaciones y las más aceptadas están basadas en modelos teóricos y duales de la lectura.  El criterio que se ha utilizado para definir los diferentes tipos de dislexia es el grado de la lectura, de acuerdo con el modelo de doble ruta de adquisición “ Colthear, Rastle, Perry,  Langdon yZiegler 2001” los niños aprenden la ruta léxica y la ruta subléxica.

Las clasificaciones se avalan por diferentes estudios de neuroimagen de las diferentes áreas cerebrales como el sistema magnocelular, el cerebelo, el tronco encefálico , la denominada área visual de las palabras  (VWFA ) y el córtex auditivo primario entre otras muchas (Nicholson y otros).  A pesar de tener evidencias científicas, la realidad nos demuestra que apenas existen patrones puros y la mayoría  de los niños presentan dificultades en las dos rutas.

Actualmente existe un amplio acuerdo en la distinción de  tres subtipos de dislexia en función de cuál es la ruta predominantemente afectada:
La dislexia fonológica, la dislexia de superficie y la dislexia mixta.

*Existen otras hipótesis que explican  el déficit de los niños a la hora de leer:
La hipótesis que más apoyo ha recibido es la del déficit fonológico (Shaywitz y Shaywitz, 2005), pero se han propuesto otras, como la del déficit en los procesos visoperceptivos (Pavlidis, 1981), el déficit en la velocidad de procesamiento (Van der Leij y Van Daal, 1999), el déficit en el procesamiento temporal (Tallal, 1984; Farmer y Klein, 1995), el déficit de automatización (Nicolson y Fawcett, 1999) o el doble déficit (Wolf y Bowers, 2000).

Herencia genética

Actualmente no se ha identificado exactamente que causa la dislexia . Pero sí se sabe  que tiene una base en el cerebro y se debe en mayor parte a los genes y a la Herencia. A menudo se presenta en miembros de la misma familia, cerca del 40% de los hermanos con dislexia tienen las mismas dificultades con la lectura. El 49% de los padres/madres de  chicos con dislexia también las tienen, los científicos también han encontrado un grupo de genes relacionados con las dificultades para leer con el procesamiento del lenguaje.
Antes de que se decida realizar una evaluación es importante descartar cualquier problema médico que pueda estar interfiriendo y solicitar una evaluación académica.
Para finalizar este pequeño artículo, puntualizar que aunque la dislexia no desaparece cuando los niños crecen, sí hay gran cantidad de adaptaciones y estrategias que pueden ayudar. Los estudios muestran que la actividad cerebral en personas con dislexia cambia después de haber recibido un tratamiento adecuado.
El tratamiento de la Dislexia se abarca desde la Logopedia pero sin olvidar que debe de ser un tratamiento integral.

Referencias autobiográficas:

Trastornos del aprendizaje de la lectura; Llorenç Andreu i Barrachina, María Fernanda Lara Díaz , Anna López Sala, Andrea Palacio Navarro, Javier Rodríguez Ferreiro, Josep M. Sopena Sisquella, Universidad Oberta de Cataluña UOC.

Dislexia, disortografía y disgrafía; Rosa Mª Rivas Torres y Pilar Fernández.

Artículos científicos:

Los prerrequisitos lectores, Carlos Gallego.

Severidad en las dificultades del aprendizaje de la lectura: diferencias en la percepción del habla y la conciencia fonológica .  Juan Luque, Soraya Borboy, Almudena Gimenez.. 2011.

Tags:

Posts relacionados