Terapia ocupacional

La principal función es conseguir la máxima autonomía en todas las áreas de la vida diaria, teniendo en cuenta que cada periodo madurativo requiere unos estímulos específicos y ocupaciones en relación a su desarrollo. Así como, unas metas funcionales específicas para conseguir realizar cada actividad y tarea.

Las actividades de la vida diaria se pueden desglosar en tres:

  • Básicas: aseo, ducha, alimentación, ropa, etc
  • Instrumentales: la ocupación principal adecuada a la edad: escuela, trabajo…
  • Ocio y disfrute del Tiempo Libre

De manera que podemos trabajar directamente con ellas a través de estrategias en un plano psicomotor, sensorial, cognitivo y social, de la persona. Y teniendo muy en cuenta cuales de estos factores, en común y por separado se encuentran en desequilibrio, para conseguir la funcionalidad relacionada con la autonomía.

¿Qué es la Terapia de Integración Sensorial?

La terapia de integración sensorial está diseñada para ayudar a los niños que tienen dificultades de procesamiento sensorial, exponiéndolos a la estimulación sensorial de manera estructurada y repetitiva. La teoría que la sustenta es que con el tiempo el cerebro se adaptará y permitirá que los niños procesen y reaccionen a las sensaciones más eficientemente.

El terapeuta ocupacional determina a través de una evaluación exhaustiva si su hijo se beneficiará con esta terapia. En la terapia de integración sensorial tradicional el terapeuta expone a su hijo a estimulación sensorial a través de actividades repetitivas.

Las actividades usadas por el terapeuta ocupacional se van haciendo gradualmente más difíciles y complicadas. La idea es que a través de la repetición, el sistema nervioso de su hijo responderá de manera más “organizada” a las sensaciones y al movimiento.

Todos nuestros servicios